domingo, 1 de noviembre de 2009

LA AUTOESTIMA: LA FUENTE DE ENERGÍA PERSONAL.

Supongamos que dentro de cada uno de nosotros existe un centro de poder que es el responsable de conservar la vida. Este centro recibe su combustible cuando nos apreciamos y amamos, nuestra energía crece. "Cuando me siento bien conmigo y me agrado, hay magnificas posibilidades de que pueda enfrentar la vida desde una postura de dignidad, sinceridad, fortaleza, amor y realidad.
Por otra parte, si una persona se desprecia, se siente limitada, disgustada o tiene alguna actitud negativa, la energia se vuelve difusa y fragmentada."Si no me agrado, me devaluó y castigo". Tal es el estado de autoestima baja.
Una persona que no sabe valorarse espera que los demás sean los responsables de asignarle un valor.
Para muchas personas amar al yo es egoísmo. Pero si un individuo no se ama, ¿cómo podrá amar a los demás? Tenemos muchos ejemplos que demuestran que al amarnos, estamos mejor capacitados para amar al prójimo: la autoestima y el egoísmo no son lo mismo. El egoísmo es una forma de arrogancia como "soy mejor que tú". El amor de uno mismo es una declaración de valor.
También podemos temer a al crítica de parecer egocéntricos. La primera medida para vencer dicho temor, es reconocer el sentimiento abiertamentamente.
Los individuos que se aman y valoran, pueden amar y valorar a los demás, enfrentar la realidad de manera adecuada. Una autoestima fuerte es el medio que nos permite ser más humanos, saludables y felices.
Cuando una persona se quiere, no hará algo que pueda lastimar, devaluar, humillar o destruir a sí misma o a los demás, y no responsabilizará a otros de sus actos.
Una conducta de autoestima nos ayuda a terminar con el aislamiento y la enajenación entre individuos, grupos y naciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario